Personas y Personales (2006)

La vida suele ser la suma de instantes. Atraparlos es un misterio que casi circunda el sortilegio. Desde el diminuto momento en que saltamos a la vida, hasta que ella misma nos tira y empuja para continuar el sendero. Entonces ¿qué sabemos de los sueños del oficinista? ¿O del anhelo del que fue obligado a ser hombre? ¿O del amor que espera tras la fatiga del vapor? ¿O de las manos que tejen remembranzas? ¿O del caminante del infinito? ¿O del cielo al que miramos siempre y nunca?
Las respuestas son tan únicas e irrepetibles como la vida misma; pero algunas de ellas quedaron para siempre (para nosotros) atrapadas tras la ternura del blanco y negro y otra vez bajo el embrujo certero de Ariel Till.
Ivette Carnota