Que no se acabe

Cuando se masificó el uso de la fotografía digital, algunos compañeros vaticinaron el fin de la fotografía química. Hace unos años, eventos como el cierre de AgfaPhoto primero y la presentación de quiebra de Kodak después, parecieron darles la razón. Es que las leyes de mercado indican que si no es rentable producir materiales para unos pocos locos que seguimos haciendo fotografía química, entonces estos pocos locos nos tenemos que joder y quedarnos sin nada.

Pero lo cierto es que hoy por hoy aún se siguen produciendo películas, papeles y químicos. Claro, mucha menor variedad y cantidad, pero hay.

Hasta ahora no tuve problemas para conseguir la película que utilizo. Con el papel no tuve tanta suerte, algunas veces tuve que pasarme un tiempo sin poder hacer copias hasta conseguir el que uso. En cuanto a químicos, ya no consigo revelador para papel en envase chico y tengo que preparar en cantidad, y sustituir algún producto por alguna alternativa que esté disponible en el momento.

Pero nunca sé qué conseguiré mañana. No sé si la fotografía química terminará muriendo como la música en LP’s de vinilo (pregunta a los melómanos, ¿se sigue editando música en LP?) o si sobrevivirá como los libros en papel.

Yo, mientras pueda, seguiré con esta locura de convertir bromuro de plata en plata metálica en mi cuarto oscuro…

 

 

5 Respuestas a “Que no se acabe

  1. En los EEUU los lps están retomando cierto tipo de protagonismo. Claro resulta un porcentaje de lo que llego a ser pero ahí está. Yo por ejemplo con muro lps usados y nuevos y cada vez están más accesibles. En cuanto a película, reveladores, papel y otras cosas son accesibles por internet.

  2. Se siguen haciendo LPs, no se si se producen en todos lados pero hay muchas bandas argentinas (en su mayorìa del under, pero tambièn ediciones especiales de muchas bandas) que siguen editando así. Y a nivel mundial tambièn, ediciones de colección en vinilo son sùper comunes. Una suerte de moda que hizo un poco màs masiva la fotografía química puede que haya ayudado a sostener cuando parecía que todo se había caído a la industria (aunque siempre con dificultades). Yo confío en que mucha de esa gente que se acercó a este tipo de fotografía se quede acá, ayudando a sostenerlo. Y nunca subestimes el poder de los locos, podemos ser pocos, podemos ser aún menos. Siempre va a haber locos con plata que les importe menos el rédito que su locura.

  3. Si no hubiera problemas con la importacion no estarias  preocupado por estas cuestiones, creo. Y peor los que no consiguen medicamentos oncologicos!. Beso. Nora.

    Enviado desde Samsung tablet

    • No Nora, no hablo de problemas de importación, sino de fabricación. Yo ya hacía fotos cuando hace muchos años se había cerrado de verdad la importación. No podíamos conseguir papeles Agfa o Ilford, y nos teníamos que conformar con 3M, Etra (creo que así se llamaba) o Talbot, de fabricación nacional o uruguaya y considerable menor calidad. Ahora el problema es otro. Kodak no produce más papeles, y los químicos sólo en envases grandes. Son importados y se consiguen, lo mismo que las películas que aún fabrican. Agfa no existe más. De Ilford traen pocos productos porque son caros. Se consigue material importado de otras marcas más económicas, como Kentmere, que no quiero usar porque no obtengo la calidad que deseo. Y, por supuesto, químicos Romek, de producción nacional. Y esto pasa, en mayor o menor medida, en todo el mundo. El mercado de la fotografía química se achica y mi temor es que no haya quien siga fabricando. Besos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s