Proporciones

Mi camino en la fotografía lo comienzo con el formato rectangular típico de 35mm. Pero como yo no entiendo por qué debo limitarme a las proporciones determinadas por el fabricante de la cámara (y no me vengan con argumentos a favor de un formato ideal, porque siempre hay varios en el mercado: 3:2, 4:3, 16:9, etc.), cada foto la hago con las medidas que considero más adecuadas a su composición. Sin embargo, por alguna peculiar razón, el formato cuadrado no figuraba en mi reportorio. Pero ojo, no tengo nada en contra de este formato. Siempre vi fotos en diferentes medios a las que el marco cuadrado le encaja perfectamente. Sólo que cuando en una ocasión hice una foto con proporciones bastante cercanas a un cuadrado, la vi tan extraña que tuve la necesidad de hacerle un artilugio con el marco para que pareciera más rectangular.

Pero un día, cayó en mis manos una cámara de 6×6. Sí, de formato cuadrado. Más allá de la obvia comodidad de no necesitar girar la cámara al encuadrar, con ella aprendí a conocer, utilizar, componer y hasta querer el formato cuadrado.

Hoy, que vuelvo a utilizar una cámara de formato rectangular, sigo haciendo cada foto con las medidas que considero más adecuadas a su composición, incluso cuadradas…

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s